En Oferta
En Novedad
Relojes de sol verticales

Son los más frecuentes y se instalan en paredes con una orientación que puede ser cualquiera, aunque para que alcance mayor número de horas, el cuadrante debe situarse en paredes orientadas al mediodia (sur). El gnomon es paralelo al eje terrestre y, por tanto, forma con el plano vertical un ángulo complementario a la latitud del lugar de asentamiento del reloj de sol.

 

Haga click en cada fotografía para ampliar información

 

Fotografía de Reloj vertical Strasburgo
     
Reloj vertical Strasburgo

Desde los albores de nuestra civilización el hombre ha tenido la necesidad de medir el tiempo, el intervalo transcurrido entre dos instantes. Ya en el Neolítico encontramos un monumento, el "Círculo de Piedras de Stonehenge", en Inglaterra, construído para la observación de los astros y, por consiguiente, para la medición del tiempo en función de la posición del sol en el firmamento.

Este tipo de reloj de sol vertical o de pared fue muy utilizado ya desde la Edad Media, no sólo porque servía para medir el tiempo sino también como ornamento arquitectónico en catedrales y edificios públicos. Posteriormente, se generalizó su empleo en edificios particulares.

Este reloj de sol vertical está diseñado para ser adosado a un muro cuya orientación debe ser SUR, a fin de conseguir su correcto funcionamiento. La varilla o gnomon que le acompaña deberá ser enroscada hasta el final, una vez haya sido colocado el reloj en la pared.

Este modelo, fabricado en piedra artificial y resina, es una reproducción exacta del que se encuentra actualmente en la catedral de Strasburgo. Está datado en 1493 y es conocido como "L´Astrolgue du Cadrain Solaire".

IVA  INCLUIDO EN EL PRECIO

PORTES EN ESPAÑA 6 €




Referencia: A-112
Medidas:
Alto: 370 mm
Ancho: 310 mm
Largo: 0 mm
Diámetro: 0 Ø
Grosor: 40 mm

90 €